Culturalmente, en los países desarrollados, las personas emprendedoras son consideradas más hábiles, inquietas, visionarias e innovadoras, y eso motiva enormemente a que se creen más empresas. En el caso de los países en vías de desarrollo, como lo es México, la cultura es más dependiente hacia la empleabilidad forzosa, ya sea por las políticas paternalistas, el sistema educativo o la propia educación familiar; de tal forma que las razones de emprender son más por necesidad que por las oportunidades del mercado.

Ante este panorama STRATEGY SUCCESS, una empresa dedicada a la investigación social y de mercado, llevó a cabo un estudio de corte cualitativo a través de la realización de una serie de cuatro grupos de enfoque con niños mexicanos entre 8 y 12 años de edad de distintos niveles socioeconómicos (NSE); obteniendo como hallazgos más relevantes los elementos que describiremos a continuación.

Respecto a los hábitos, intereses y motivaciones de los niños entre estas edades, destaca que mientras más bajo sea el NSE, los niños ven más televisión y practican menos deporte.  En general existe una  importante predilección por utilizar la mayor parte de su tiempo libre jugando con consolas de videojuegos como Xbox y dispositivos móviles (iPad).

En cuanto a las expectativas sobre su futuro, identificamos que los varones tienen dificultad para visualizarse en su etapa adulta, ellos viven el aquí y ahora; a diferencia de las mujeres quienes tienen una imagen más precisa de lo que les interesa, lo que estarán haciendo y dónde se estarán desempeñando profesionalmente cuando sean grandes.

Al preguntarles sobre las personas famosas a las que admiran, encontramos que el género masculino admira mayoritariamente a deportistas, mientras que el género femenino admira a artistas o cantantes famosas. Dentro del núcleo familiar las niñas tienen mayor admiración por la madre, a la que consideran trabajadora, solidaria y amorosa. En el caso de los niños tienen mayor admiración por primos o el padre que desempeñan alguna actividad que a ellos les resulta interesante.

Sobre el tema escolar, la  percepción de los niños es que el conocimiento que adquieran en la escuela les va a servir para tener una carrera que les permita ganar dinero. En el caso de las niñas las razones están enfocadas a superarse personalmente, ser alguien en la vida y saber resolver problemas para triunfar en cualquiera de las áreas que se desempeñen. En opinión de los varones, no es indispensable estudiar para tener éxito, a diferencia de las mujeres, quienes opinan que todo lo que aprendan en la escuela es importante para su futuro.

Para los niños sin importar el NSE el concepto EMPRENDEDOR es ambiguo y poco común, piensan que tiene que ver con apoyar un negocio o ser dueño de una empresa. Algunos de ellos lo relacionan con los anuncios de “Pepe y Toño” y pocos de ellos lo han escuchado con algún familiar. En el caso de las niñas el concepto resulta más cercano, la mayoría han escuchado a sus padres mencionarlo. Ellas lo relacionan específicamente con las palabras “empezar o iniciar” ya sea un negocio, una empresa o una idea y alcanzar el éxito.

Por otro lado, las asociaciones con el concepto EMPLEADO resultaron tener una connotación mayoritariamente negativa, ya que lo asocian con obedecer ordenes, seguir un horario, con tener un jefe y con la palabra despido.

En cuanto a las ventajas de ser EMPRENDEDOR los niños mencionaron “ser jefe, mandar a los empleados, tener éxito y ganar mucho dinero”; mientras que las desventajas que comentaron fueron “fracasar, invertir tiempo, arriesgar tu dinero y tener que pagar sueldos”. En contraposición entre las principales ventajas de ser EMPLEADO se mencionaron “tienes un sueldo fijo, tienes vacaciones, no arriesgas tu dinero” y las desventajas fueron  “ganas menos dinero que el jefe, tienes un horario y recibes órdenes“.

Cabe señalar que al pedirles a los niños que indicaran su preferencia por ser EMPRENDEDOR O EMPLEADO, la mitad de los niños tuvo predilección por ser empleado. Destaca que en NSE más altos, los niños eligieron el concepto de empleado porque lo relacionan con trabajar para “una buena empresa y tener un buen puesto” mientras que los niños de un NSE más bajo lo seleccionaron porque lo relacionan con “estabilidad económica”.

Finalmente, uno de los hallazgos más relevantes del estudio señala que para las niñas y niños de NSE bajo, existe una gran barrera en el tema del emprendimiento a su edad, ya que consideran que carecen de dinero, habilidades, creatividad y responsabilidad para llevar a cabo un negocio. En el caso de los varones de NSE alto surgen muchas ideas para emprender un negocio aunque no tienen el interés de hacerlo; sin embargo en el segmento de las niñas de ese mismo NSE existe un gran interés, capacidad, creatividad y decisión por emprender, ya que muchas de ellas ya lo están llevando a cabo con pequeños negocios en la que son apoyadas por sus padres.

En opinión de los niños, las características que debe tener un EMPRENDEDOR son inteligencia, imaginación, capacidad de negociación, ser buen administrador, esforzarse, tener un capital, ser responsable y contar con el apoyo de sus padres.

By:

Strategy Success